Destacados

ver más
Programa de Graduación POR Institución Educativa Adventista España
021/12/2017

Este jueves a las 6:30 p.m. se estará realizando el programa de Graduación y Clausura del año escolar 2017

Culto de Acción de GraciasPOR Institución Educativa Adventista España
Culto de Acción de GraciasPOR Institución Educativa Adventista España
Hoy es el día del LogroPOR Institución Educativa Adventista España
Segundo Día el Logro: Los InvitamosPOR Institución Educativa Adventista España
Colegio España, Ángeles de EsperanzaPOR Institución Educativa Adventista España

Vídeos

ver más

Matrículas Abiertas

Plan Lector

BLOG PORTAL

Lectura Bíblica: Marcos 2

Jesús sana a un paralítico (Mat. 9:1-8; Luc. 5:17-26)

1 Después de algunos días Jesús entró de nuevo en Capernaum, y se oyó que estaba en casa. 2 En seguida se juntaron a él muchos, tantos que ya no cabían ni aun a la puerta. Y él les predicaba la palabra. 3 Entonces le trajeron a un paralítico, cargado por cuatro hombres. 4 Y como no podían llegar a él debido a la multitud, descubrieron el techo de donde estaba y, haciendo una abertura, bajaron la camilla en que yacía el paralítico. 5 Al ver la fe de ellos, Jesús dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados”. 6 Estaban sentados allí algunos escribas, que pensaron en su corazón: 7 “¿,Por qué habla este así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados, sino solo Dios?” 8 Al instante Jesús conoció lo que pensaban y les dijo: “¿Por qué pensáis así? 9 “¿Qué es más fácil, decir al paralítico: ‘Tus pecados te son perdonados’, o decirle: ‘Levántate. Toma tu camilla y anda’? 10 “Pues, para que sepáis que el Hijo del hombre tiene autoridad de perdonar pecados en la tierra –dijo al paralítico–: 11 “A ti te digo: ¡Levántate! Toma tu camilla, y vete a tu casa”. 12 Entonces el paralítico se levantó en el acto, tomó su camilla y salió delante de todos, de manera que todos se asombraron y glorificaron a Dios diciendo: “¡Nunca hemos visto cosa semejante!”

El llamado a Mateo (Mat. 9:9-13; Luc. 5:27-32)

13 Después Jesús volvió a la orilla del mar, y toda la gente venía a él, y les enseñaba. 14 Al pasar vio a Leví hijo de Alfeo, sentado a la mesa de los impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Y Mateo se levantó y lo siguió. 15 Y cuando Jesús estaba a la mesa en casa de Mateo, muchos cobradores de impuestos y pecadores estaban también a la mesa con Jesús y sus discípulos; porque muchos lo habían seguido. 16 Y los escribas y los fariseos, al verlo comer con los publicanos y los pecadores, dijeron a sus discípulos: “¿Qué es esto, que él come y bebe con publicanos y pecadores?” 17 Al oírlos, Jesús les dijo: “Los sanos no necesitan médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores”.

La pregunta sobre el ayuno (Mat. 9:14-17; Luc. 5:33-39)

18 Un día en que los discípulos de Juan y los de los fariseos ayunaban, fueron a Jesús y le preguntaron: “¿Por qué los discípulos de Juan y los de los fariseos ayunan, y tus discípulos no ayunan?” 19 Jesús respondió: “¿Pueden ayunar los invitados a una boda cuando el novio está con ellos? Mientras tienen consigo al novio, no pueden ayunar. 20 “Pero vendrán días en que el novio les será quitado, y entonces ayunarán. 21 “Nadie pone remiendo de paño nuevo en ropa vieja. De esa manera el remiendo nuevo tiraría del viejo, y la rotura empeoraría. 22 “Ni nadie echa vino nuevo en odres viejos. De esa manera, el vino nuevo rompería los odres, se derramaría el vino, y los odres se perderían. Más bien, el vino nuevo se guarda en odres nuevos”.

Señor del sábado (Mat. 12:1-8; Luc. 6:1-5)

23 Un sábado Jesús cruzaba por los sembrados. Y al pasar, sus discípulos empezaron a arrancar espigas. 24 Entonces los fariseos le dijeron: “¿Por qué hacen en sábado lo que no es lícito?” 25 Él les dijo: “¿Nunca leísteis qué hizo David cuando él y sus acompañantes tuvieron hambre? (1 Sam. 21:1- 6) 26 “David entró en la casa de Dios, siendo Abiatar sumo sacerdote, y comió el pan de la presencia, que no era permitido comer sino a los sacerdotes”. 27 También les dijo: “El sábado fue hecho para el hombre, no el hombre para el sábado. (Éxo. 23:12; Deut. 5:14) 28 “Así, el Hijo del hombre es también Señor del sábado”.

Banners

Localización

Febrero de 2018

 

Volver

DomLunMarMieJueVieSab
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728123